TURISMO CON ARTE

Entrevista a: Erik González Hernández, actor en el Hotel Misión La Muralla.

Autor: Carlos Eduardo Flores Gutiérrez Solana, alumno de Administración de Empresas Turísticas en UGMEX Córdoba.

 

El turismo cultural busca compartir una nueva experiencia con el turista a partir de la representación de los usos y costumbres particulares de una región. Todo esto, es llevado a cabo por medio de enfoques tanto históricos, cómo artísticos.

Hablando de lo artístico, la literatura es reconocida como una de las 7 bellas artes y una de sus ramas comprende el género del teatro. El cuál es el conjunto de artes escénicas que unifican a la actuación en combinación de gestos, escenografía, música, sonido, espectáculo, entre otras.


El teatro, es uno de los motivos de ocio más usuales en los últimos años, pues es impulsado por los viajeros que se desplazan con el propósito de asistir a un determinado espectáculo, ya sea: ballet, musicales, dramas o comedias, entre otros. El teatro, se convierte en una recreación socio-cultural dentro del ámbito turístico.


La palabra recreación se usa para designar una variedad de actividades humanas, pero siempre se refiere a aquellas que se realizan por placer, con una finalidad utilitaria o un propósito económico. “Es un proceso racional, correcto y saludable del desarrollo individual, consiste en liberar al hombre de la enajenación, el automatismo y las acciones cotidianas. Este proceso convoca a una participación social más amplia, más libre, al cultivo desinteresado del cuerpo, la sensibilidad, la razón y los conocimientos” (Morfín Herrera, 2003).

Las diferentes actividades recreacionales se clasifican según la valoración de las posibilidades de participación directa de la persona en ellas: receptivas y ejecutivas. Las receptivas son actividades en las que, obtenemos algo de otro vínculo y solo nosotros percibimos, como escuchar música, leer o ver una obra de teatro. Mientras que, las ejecutivas serán actividades en las que nos encontramos involucrados como danza, actuar, realizar música etc.


Por otro lado, una de las herramientas para llevar a cabo todas estas actividades es la animación.

La recreación (para quienes estamos dentro de sector turístico) consiste en ofrecer un abanico de entretenimiento y divertimentos a lo largo del día en un espacio limitado, con varias actividades por disfrutar, tales como: baile, senderismo, una visita guiada, y en este caso: la actuación.

Una de las formas en las que la animación se mezcla con el género teatral, la podemos encontrar en el Hotel Misión la Muralla, que se encuentra ubicado en el municipio de Amealco, Querétaro. Ahí, conocimos a Erik González Hernández, quien nos comparte su experiencia cómo animador del tiempo libre en ese lugar.


Erik González Hernández Egresado de la Licenciatura en Arte Dramático de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx).

Como actor ejecutante ha participado en diferentes puestas en escena, bajo la dirección de importantes directores teatrales reconocidos a nivel estatal y nacional como: Mtro. Raúl Zermeño, Mtro. Oscar Ulises Cancino, José Cotero, Betania Paniagua, José Uriel García Solís, Oscar Alan De la Cruz, entre otros.


Algunas de sus presentaciones más significativas son:



LOS SUEÑOS DE PACO

De: Carlos Corona

Dirección: José Cotero.






LOS LOCOS DE VALENCIA

De: Lope de Vega

Versión y Dirección: Oscar Ulises Cancino.





A continuación, compartiremos la experiencia de Erik, como prestador de un servicio enfocado al turismo, desarrollando una bella arte como lo es, el teatro.


Como se explica en la reseña anterior, en turismo, el trabajo que Erik desempeñaba en ese hotel no únicamente era actor, sino que se desarrolló como animador para el cliente. Le llamamos animador del tiempo libre, ya que apoya a amenizar la estadía de un turista en un lugar de recreación socio-cultural, es por eso que nos interesó platicar con él y saber cómo fue su progreso en ese hotel:


Erik nos cuenta cómo es que se ofrece ese servicio y cómo se interactúa con el turista.

  • “Es un servicio de hotelería común solo con la diferencia de una temática, pues todo el hotel y el personal que labora ahí, están caracterizados de la Revolución Mexicana, inclusive el lenguaje que se usa para recibir y atender al huésped, es con un léxico de la época.”

También nos explica cómo es la fusión del actor en esta parte de la animación, y la forma en cómo la ve desde su punto de vista.

  • “Aquí yo difiero mucho del punto de vista cómo lo ves tú (desde el lado del turismo). Pues la interacción que mantenía mi personaje con el huésped, es totalmente ficticia. Ellos siempre se referían a mí cómo el personaje (Mayor Simón), pues los huéspedes veían todo el tiempo a mi personaje y como tal yo los involucraba en mi ficción. Nuestro trabajo era totalmente teatral y el huésped al ver tan verosímil el trabajo, inmediatamente entraba en nuestro juego.”

Pedimos a Erik que nos platicara sobre su desarrollo desde el inicio. Nos cuenta que es lo que hacía y cómo fue mejorando, también nos comparte el deleite, entre él y el turista.

  • “Al principio me costó mucho trabajo, era complicado invadir el espacio personal de los huéspedes, pues en este trabajo, había una interacción más directa no como en el teatro formal, donde hay una distancia entre espectador y actor. Aquí, yo me acercaba a su mesa, donde estaban comiendo e interactuaba con ellos, o en la entrada cuando iban llegando, también los abordaba y tenía que lograr captar su atención, hablarles directamente e invitarlos a entrar en el mismo universo en el que yo estaba: la Revolución Mexicana. Pero con el paso del tiempo, fui ganando terreno, entendiendo mejor la dinámica y logré comunicarme de una manera muy especial con los huéspedes. Hasta la fecha, mucha gente que conocí ahí me sigue en redes sociales y me recuerdan o conocen, por la impresión que les dio mi personaje de revolucionario.”

Fuimos curiosos en saber cómo es que hacen su trabajo colaborativo ya que esto es una integración de labores para un mismo objetivo, el entretenimiento y placer de la estadía del huésped. Nos cuenta que también para él, es divertido y muy agradable, más que un trabajo, lo ve cómo el juego de la Revolución Mexicana.

  • “Yo trabajaba con el equipo de actores, todos profesionales y muy talentosos. Obviamente todo nuestro trabajo era absolutamente creativo pues nosotros escribíamos las historias que contábamos, tanto en nuestros recorridos cómo en nuestro show principal, que era nuestra actuación en un escenario y alrededor de una fogata los sábados por la noche. También había mucho trabajo de improvisación, pues el público tenía la libertad de interactuar con nosotros en el show e inclusive, había ocasiones en que invitábamos a algunos espectadores a participar en el show. También hacíamos algunas actividades de animación para los niños o las familias en general, pero siempre desde nuestro juego de ficción.”

Le preguntamos si le hubiera gustado continuar en ese trabajo o si le llama la atención continuar en algo similar.

  • “Yo creo que sí me gustaría volver a ese mismo trabajo, porque cómo actor, me ha dado muchas experiencias y herramientas para un desenvolvimiento más fluido y directo con los espectadores. Aparte de que también era muy interesante el tono cómico que manejábamos y era divertido para el público, sobre todo para nosotros como ejecutantes de la comedia. Era un trabajo, donde me divertía enormemente desarrollándolo, y lo mejor: me pagaban y obtenía risas y más risas. Otra cosa importante, es la calidez de los huéspedes, pues siempre se llevaban un gran sabor de boca por toda su experiencia con las actividades que realizábamos nosotros, el equipo de actores.”


Esta fue la aportación de Erik González "Mayor Simón". Bastante agradable.


En mi opinión, esa aportación fue muy buena para poder explicar desde dentro, cómo es que funciona la animación en un establecimiento como el Hotel.

En un momento él difiere con el término de acuerdo con lo que él hacía, pero enseguida nos vuelve a afirmar que su trabajo era más que solo actuar, pues no le daba un espectáculo al cliente, sino que interactuaban con él y no se quedaba ahí, también hacían actividades donde los huéspedes participaban.

Al hacer un trabajo improvisado, donde no sabes qué es lo que va a pasar, o la respuesta que vas a obtener, entonces tenemos una interacción guiada por el animador, y ellos con su preparación saben cómo reaccionar o trabajar de manera que obtengan lo que están buscando del cliente. Por supuesto, el cliente al entrar ya se va dando una idea de lo que pasa, porque nos dice que desde la entrada él ya interactuaba con ellos. Es decir, entran en una representación.


Esta fue una pequeña reseña de lo que es la recreación en el turismo cultural y cómo funciona la animación, sigue siendo teatro, pero la actividad es muy diferente a postrarse en un escenario.


Esto es lo que nos platica Erik González Hernández; yo soy Eduardo Solana, con el tema: Turismo con arte.


Fuentes consultadas:


Morfín Herrera, M. d. (2003). Administración del tiempo libre. México: Trillas.

 

Sobre el autor:

Estudiante del octavo semestre en Administración de Empresas Turísticas, en UGMEX Campus Córdoba. Actualmente realiza su servicio social en Periplo Consultoría, participando con la administración de redes sociales y blog, crea también contenido para capacitaciones enfocadas al turismo.

Esta, es la primera vez que aporta contenido a un blog.

Sus intereses se enfocan a la gestión de proyectos empresariales, como capacitador y orientador de personal.

20 visualizaciones0 comentarios