TRANSICIÓN DILIGENTE AL TURISMO RESPONSABLE

Autora: Andrea Saraí Martínez Sandoval, pasante de LART.

 

Llegó la pandemia causada por el virus Covid-19, y nos hizo entender la importancia de la oferta de servicios turísticos con un enfoque sostenible.

A partir de esto, y desde hace algunos años se ha comenzado a hablar y a fomentar acciones de turismo sostenible, pero, ¿turismo sostenible es lo mismo que turismo responsable? La respuesta es no, pero tienen una relación.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) dice que el turismo sostenible es “el turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas” (OMT, 2005).

Mientras que, la organización Centro para Viajes Responsables define el turismo responsable como aquel que “maximiza los beneficios para las comunidades locales, minimiza los impactos sociales y ambientales y ayuda a las poblaciones locales a conservar sus frágiles culturas, hábitats o especies” (CREST, 2018).

La idea de lograr un turismo sostenible no es ajena para el turismo responsable, y la situación actual logró la transición diligente al turismo responsable: donde el compromiso y la responsabilidad son el concepto central para avanzar y alcanzar el turismo sostenible. Es importante aclarar que, el turismo sostenible no existe sin el turismo responsable.

Ahora bien, es importante reconocer el impacto negativo al medio ambiente generado por la actividad turística.

El turismo es uno de los grandes contribuyentes al cambio climático, con un aporte del 8% al total de emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta, de acuerdo con el artículo, The carbon footprint of global tourism, publicado en la revista Nature Climate Change (2018) principalmente, generadas por el servicio de transporte aéreo y terrestre, servicio de alimentos y bebidas y, actividades de esparcimiento como las compras.

Existen empresas que ya han aplicado acciones de turismo responsable. Por ejemplo, en España a través de certificaciones como BIOSPHERE, por el Instituto de Turismo Responsable (ITS) las empresas turísticas y los destinos son capacitados para lograr un desarrollo sostenible. Sin embargo, no todas las empresas ni destinos turísticos están conscientes del cambio que es imprescindible hacer.

Debemos de pensar en las siguientes preguntas:

  • ¿De qué me quiero responsabilizar?

  • ¿Cómo voy a asumir esa responsabilidad, qué voy hacer y cuánto voy hacer?

  • ¿Qué he conseguido?

Los resultados nos ayudarán a analizar si verdaderamente generamos un cambio.


Los profesionales en el turismo tenemos una mayor responsabilidad, ya que debemos crear comportamientos concretos que impacten de forma positiva en los ciudadanos y en el entorno. Mientras que, los ciudadanos tendrán un menor compromiso, pero no menos importante, pues ayudará a la responsabilidad del cuidado del medio ambiente, la sociedad y la economía.

El turismo responsable es un gran reto. Es un concepto que llegó para quedarse, ya que gran parte de la población tiene ahora un plan diferente de cómo, a dónde, y con cuántos acompañantes viajar.

Ahora, la preocupación por el cuidado del medio ambiente es mayor y un tema muy importante, sobre todo, porque hemos sido testigos de una recuperación natural del entorno ante un distanciamiento social y aislamiento, como medidas para evitar la prolongación de coronavirus. Quizá son recuperaciones parciales pero en un futuro se pueden incrementar, por ejemplo: la restauración de flora y fauna o menor contaminación.

¿Por qué no pensar en ser una empresa turística sostenible que practique acciones de turismo responsable? Por ejemplo, en un hotel al recibir turistas, se pueden desarrollar estrategias como: políticas responsables, marketing dirigido a la cultura turística, alianzas con empresas que tengan el mismo concepto de responsabilidad, experiencias únicas con bajo impacto ambiental y un gasto turístico que beneficie a la economía local. Increíble ¿no?

Es un compromiso para todos y una responsabilidad con beneficios duraderos.

A pesar, de la difícil situación que nos ha traído la pandemia del 2020, podemos reflexionar y reivindicar nuestras acciones como prestadores de servicios turísticos o turistas, considerando la necesidad de un mayor rigor en el análisis e información sobre el consumo de recursos durante los viajes.

Tenemos que reconstruir el turismo, no desde el punto de partida sino, mejorar desde lo que se había logrado antes de la pandemia.

Ahora, para mejorar tus prácticas de turismo responsable, te recomiendo, acercarte a empresas que te puedan apoyar a ser un prestador de servicios turísticos más responsable ante las medidas sanitarias y acciones que mejoren las prácticas de turismo sostenible. Por supuesto, el gobierno también debe de estar involucrado para normalizar acciones que regulen la actividad turística desde lo local hasta lo nacional, mientras el turismo toma nuevamente fuerza.


Fuentes consultadas:


Turismo, O. O. (s.f.). UNWTO. Obtenido de https://www.unwto.org/es


Yolanda Romero Padilla, J. M. (2020). Asociación Española de Expertos Cientifícos en Turismo. Obtenido de https://aecit.org/uploads/public/DOC%20AECIT%20DEF%2009_05_2020rev.pdf


Díaz, P. (2019). Cambio climático y turismo responsable. Centro de Investigación, Divulgación e Innovación Turística de Ostelea (IDITUR). Barcelona. España. Recuperado de http://www.aept.org/archivos/documentos/cambio_climatico_y_turismo_responsable.pdf.

 

Sobre la autora:

Estudiante del octavo semestre de la Licenciatura en Administración de Recursos Turísticos de la Universidad de Guanajuato, actual practicante profesional de la empresa Periplo Consultoría, tiene conocimiento en administración y atención al cliente en hotelería, apoyó de forma parcial en investigaciones sobre inmuebles catalogados y gastronomía del estado de Guanajuato, ha participado en organización y logística de eventos académicos y gastronómicos.

Amante del cuidado al medio ambiente, interesada en los temas de sostenibilidad, estadística inferencial y cultura, aplicados al turismo.


61 visualizaciones0 comentarios